Cuatro perforaciones para la red europea de oleoductos

Un sistema de tuberías para el suministro de combustible a varios aeropuertos atraviesa los Países Bajos. Algunas de estas tuberías han llegado al final de su vida útil y deben ser reemplazadas. Para esta operación de reemplazo, el contratista Visser & Smit Hanab nos encargó medir cuatro perforaciones en la región de Vlijmen y Hertogenbosch.

Ya se pueden encontrar muchas tuberías en suelo holandés, por ejemplo, para agua potable y aguas residuales, electricidad y gas natural. Además de estos oleoductos nacionales, también hay otra red de oleoductos, que forma parte del Sistema de Oleoductos de Europa Central. El CEPS es una red transfronteriza de gasoductos en Bélgica, Luxemburgo, Alemania y Francia, que abastece de combustible de aviación a clientes militares y civiles, como los aeropuertos de estos países. El sistema se estableció en la década de 1950 en colaboración con la OTAN. La parte holandesa del sistema consiste de 550 kilómetros de tuberías, conectadas a un depósito central y dos depósitos auxiliares. Cada año se bombean 4.500 millones de litros de combustible a través de esta red. El mantenimiento lo realiza la Organización de oleoductos del ministerio de Defensa (DPO). Realizan controles de seguridad estrictos a diario y esto ha demostrado que parte de la red necesita ser reemplazada.

Este proyecto involucró cuatro perforaciones de 823, 332, 994 y 1374 metros de longitud. Las cuatro perforaciones estaban puestas en el área entre Maas y la autopista A59 cerca de Vlijmen y 's Hertogenbosch. Debido a que la profundidad mínima de la ruta es de solo 1,20 metros en algunos lugares, fue de gran importancia monitorear la presión anular durante estas perforaciones. Tuvo que perforarse debajo de terrenos agrícolas, edificios y varias carreteras secundarias, pero también debajo del lago Engelen. El más largo de las cuatro perforaciones también cruzaba la autopista A59. En resumen, había muchos factores que pueden influir firmemente en los resultados de estas perforaciones. Además, una vez finalizada, se bombearán entre 60.000 y 500.000 litros de queroseno por hora a través de esta tubería de tan solo 27 cm de diámetro, a una presión de 80 bar. Por lo tanto, la seguridad y la precisión son de suma importancia para evitar problemas posteriores, como fugas, y para proteger el medio ambiente que se encuentra arriba.

Gracias a la Drillguide Gyro Steering Tool y la buena cooperación con el equipo de perforación de VSH, las cuatro perforaciones se completaron con éxito, con extrema precisión y dentro del tiempo estipulado. El DPO puede reemplazar de manera segura las tuberías existentes y continuar garantizando una entrega sin problemas a los aeropuertos civiles y militares.

Volver a la visión general